martes, 7 de febrero de 2017

Florece Lucía





FLORECE LUCÍA



Lirios blancos su pelo acicalan,
rojo de floreada seda es el vestido
que las ondulaciones del cuerpo ciñe.

Ulmaria, Reina de la Pradera mía,
le llamo los miércoles y domingos
cuando del deseo reposa al sol.

Crisantemos largos a su alcoba llevo,
serena y sonriente su voz resplandece
al momento que mi nombre llama.

Iris son sus ojos, bellas flores
de insospechados y hechizantes
colores que al mirar me seducen.

Alhelí, por su perenne belleza le dicen
y no les falta razón, yo coincido,
mas sabemos que su nombre es Lucía.






miércoles, 11 de enero de 2017

Ya La Olvidé





YA LA OLVIDÉ 


Yo... yo creo que ya la olvidé.

El pelo que rebelde
le cubría un ojo,
siempre el izquierdo,
la inquieta mirada 
reveladora y enigmática,
la tentadora curvatura
que de cada hombro
desciende hasta el pecho,
henchido y palpitante,
el tobogán que lleva
por el abdomen al pubis
donde un laberinto
húmedo y sensible
detiene el avance
hacia ambas piernas,
curvo y alargado soporte,
de todo su cuerpo,
de toda ella.

Sí,
creo que ya la olvidé.





lunes, 19 de diciembre de 2016

Improvisar





IMPROVISAR

Acercarme a tu cuerpo,
conocer la partitura base,
mantenerte en vilo
siempre sin que adviertas
cuál cuerda pulsaré,
ni imagines como sonará
en ese momento tu piel.

Sobre tu cuerpo improvisar,
tu respiración escuchar y
con suavidad y precisión
pulsar, soplar, rozar,
incluso suavemente golpear,
con el frenesí del jazz
en tus senos, ideas prodigar.

Con el mayor entusiasmo
el "swing" de tu figura sentir,
percibir tu sensualidad vibrar,
responder a tu respuesta,
la música que tus reacciones
a mi piel y mi boca dictan tocar:
buscar llevarte y juntos llegar.